18 de octubre de 2010

Cita a ciegas



Entre la multitud te busco
y por más que lo intento,
ni te veo ni te encuentro.

Me siento y te espero,
después de todo
me sobra tiempo
y me falta acción.

Con toda devoción
tu presencia deseo,
por si la noche se hace bella
y al amanecer eres mi princesa.

Ya casi estoy desesperado
y tú aun no has llegado,
una hora más te doy de plazo
pues con ella ya son más de cuatro,
así que apareces o me voy pitando.



El sol ya está cayendo
y la luna amaneciendo,
por el horizonte una silueta veo,
apresurada hacia mí viene caminando,
mientras, me voy preguntando
si será la que estoy esperando.

Por fin has llegado
y con dos besos me has saludado,
yo estaba un poco enfadado,
aunque la espera la pena haya merecido.

Tus disculpas me has presentado,
las que yo gentilmente he aceptado.
La noche ha comenzado
 los dos juntos vamos de la mano,
primero cenamos y después bailamos.

La noche nuestra la hicimos
entre copas, besos y caricias,
en una alcoba amanecimos,
para otra noche quedamos
y seguir conociéndonos.....

1 comentario:

Federica dijo...

Tus poemas logran la atmósfera romántica y apasionada que cualquiera desea tener. me encanta. Te he dejado un premio en mi sitio. Pasa a recogerlo cuando lo desees. www.musasenelbalcon.blogspot.com/2013/01/premio-blog-encantador.html